viernes, 15 de junio de 2012


Con el advenimiento de la Era de la Informática, se ha abierto todo un universo de conocimientos que antes eran inaccesibles para el ser humano.  Basta con colocar unas cuantas palabras sobre cualquier tema de interés en un buscador y el Internet pone a nuestra disposición una avalancha de información que es casi imposible de vadear.
¿Qué efecto va a tener ésta oferta abrumadora de información sobre la humanidad, más específicamente, sobre la educación de la humanidad?
Hasta hace relativamente poco tiempo, durante la Era Industrial, el ser humano no tenía un  acceso ilimitado al conocimiento como lo tiene hoy en día. Por eso la posesión del conocimiento específico en cualquier área era una ventaja comparativa muy grande y los sistemas de educación tradicionales se enfocaban en preparar a sus estudiantes con la mayor cantidad de conocimientos posible.
Sin embargo, las cosas han cambiado. El conocimiento sigue teniendo importancia, con la diferencia de que hoy en día está literalmente en la punta de nuestros dedos. Es verdad que hay ciertas áreas de la ciencia y del conocimiento que solo se pueden aprender en un contexto de estudio presencial, pero hay muchos otros que no.
Por eso la modalidad del e-learning, o de educación online, se ha hecho cada vez más popular. En el Internet se pueden encontrar cursos especializados sobre cualquier tema bajo el sol.
Las cinco grandes ventajas del e-learning o educación online
1. En muchas áreas del conocimiento ya no es necesario acudir a una institución de educación tradicional. El estudiante puede estudiar en cualquier lugar de su elección, incluso mientras que esté de viaje.
2. Además el estudiante puede buscar la información específica que necesita y no tiene que estar sujeto al diseño curricular propio de una institución para poder terminar su curso. Cada estudiante diseña su propia educación de acuerdo a sus intereses y necesidades específicas.
3. El e-learning pone a nuestra disposición áreas del conocimiento de vanguardia que no se ofrecen en las instituciones tradicionales, como  por ejemplo, cursos de marketing por Internet dictado por expertos en el tema, cursos de asistencia virtual, cursos de inversión en el mercado bursátil de EEUU, etc
4. El estudiante puede estudiar en un horario establecido por él o ella. Esto adquiere mayor importancia aún en personas que trabajan y desean o necesitan seguir educándose en su horario libre.
5. Existe una gran variedad de ofertas disponibles, ya que no existen limitaciones geográficas. El estudiante puede aprender de un experto que se encuentra a miles de kilómetros de distancia y acceder así a su programa de tutoría especializado.
La educación tradicional en gran parte todavía está utilizando una metodología propia de la Era Industrial. Quizás es hora de abrirse a las nuevas alternativas disponibles y estar así a la vanguardia de los tremendos cambios que se avecinan, el Internet vino para quedarse y debemos aprovecharlo, por esta razón los invito a todos a visitar esta ventana al mundo de la Educación a Distancia


No hay comentarios:

Publicar un comentario